‘Conozco a un vagabundo del espacio’

12 de abril 2011_ El 2 de diciembre el Consorcio de Los Molinos-Buenavista echó de su casa a Fidel Serrano, un hombre de setenta años que llevaba más de 40 viviendo en la cañada real. Su huerto, sus animales y su aire puro eran su vida, pero el terreno donde estaba instalado durante tantos años resultó ser de interés para las administraciones públicas y tras un tira y afloja consiguieron desalojarle para construir una subestación eléctrica que diera servicio al desarrollo urbanístico de Los Molinos.

El compromiso del Consorcio fue un ingreso de 70.000 euros en la cuenta corriente de Serrano y el del Ayuntamiento el buscarle una vivienda de alquiler, tal y como pone en los papeles que tiene en su poder el propio afectado.

La avanzada edad de este señor le impiden subir y bajar escaleras, motivo por el cual tuvo que rechazar un cuarto sin ascensor que le ofreció la EMSV antes de que éste tuviera que hacer las maletas con sus pocas permanencias.

El Consorcio cumplió y al día siguiente del desalojo le ingresó los 70.000 euros en su cuenta. Pero el Ayuntamiento no sólo no está cumpliendo sino que no se ha puesto en contacto con él, ni telefónica, ni por carta, ni por ningún medio. Tampoco ha tenido quien le recibiera las veces que ha ido al Ayuntamiento. Vive con una pareja de amigos en Santa Cruz de la Zarza, a pesar de que desde el Gobierno local se medio sonrían al contestar a este medio por su forzosa situación “no debe estar mal, por lo visto está bien cuidado con una mujer que tiene por ahí”. Un comentario lamentable, fuera de lugar, zafio y encima, falso.

El estrés que causó la situación le provocó un infarto en las navidades que han provocado visitas rutinarias al hospital de Getafe para que le administren sintrón. “Cuando bajo a la ciudad es cuando me acerco al ayuntamiento para ver qué pasa con mi situación, pero nadie me dice nada”, cuenta Fidel.

Desde el Ayuntamiento, ante las reiteradas preguntas de Getafenoticias.com sobre el estado de la vivienda en alquiler prometida a este septuagenario señor, la contestación es que siguen buscando “algo que se ciña a su perfil” e incluso en una ocasión se llegó a negar que se hubiera adquirido dicho compromiso con el anciano.

El terreno donde estaba la casa de Fidel y donde vivió sin molestar toda una vida es un solar donde no se ha empezado a construir la subestación eléctrica hasta el momento. Él va de casa en casa recibiendo la hospitalidad de sus amigos que le acogen durante unos meses. Todo hace pensar que el olvido se ocupará de tapar el problema ya que no hay cámaras de televisión que denuncien su situación a pesar de que sí las hubo cuando era un incordio para el Ayuntamiento y el Consorcio.

En esta localidad es lo que pasa en muchas ocasiones, las promesas sólo las recuerdan quienes las recibieron, el resto sólo es olvido. Lo que es noticia hoy pasa a ser humo mañana, sin que haya responsabilidad en aquel compromiso que uno contrae.

Un hombre de setenta años ha sido desalojado de su casa en la que vivió cuarenta años para crear una subestación eléctrica. Estaba en un terreno ansiado por el poder. Se ha visto abocado a vivir en la calle por un gobierno que apuesta por la igualdad de condiciones, por lo público, por la generosidad. Que lucha y gasta el dinero de los ciudadanos para concienciarles de que hay que ayudar a los necesitados, que hay que ser solidarios, que hay que apostar por la integración.

Y no son capaces de cumplir con lo prometido y buscarle en todo el municipio a este señor una vivienda de alquiler municipal. Están todos muy ocupados en las listas, elecciones, firmas con colectivos, paellas e inauguraciones. ¿Quién va a hacer caso a este señor que, como se dijo, vivía en un contenedor? Nadie. Ni unos le ayudan, ni los otros se preocupan tampoco de denunciar la situación. Total, a saber lo que pasa el 22 de mayo.

Sonia Baños

468 ad

1 comentario

  1. En este pueblo habia un trabajador-sindicalista que prometió luchar por los derechos de todos y cada uno de nosotros, cuando subió al poder toda su obsesión era conseguir mantenerse en éste, costase lo que costase, incluso privando de su casa a muchos FIDEL SERRANO, ALCALDE…NO TIENES CONCIENCIA, te faltan escrúpulos, no miras por los necesitados ni por los que un día te dieron el poder, SOLO TE INTERESA EL PODER, pero no solo tú eres el culpable, tambien lo son, todos los que te rodean (camarilla de cuervos, nunca tuvisteis nada y se lo quitais a los mas débiles) sois el peor de los depredadores.
    Socrates

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *