La alcaldesa de Getafe Sara Hernández abusa de los servicios los servicios públicos municipales e indigna a toda la plantilla

Getafe 26 de noviembre 2015 – El PP de Getafe ha constatado que la socialista Sara Hernández abusa de determinados funcionarios del Ayuntamiento, que han abandonado su dedicación al interés general y la atención al contribuyente para servir a los intereses políticos del PSOE.

Sin nombramiento oficial alguno, Sara Hernández otorga funciones políticas de cargo de confianza a funcionarios municipales, que deberían permanecer imparciales e independientes, como exige la ley.

Las funciones de carácter político y de coordinación que desarrollan estos técnicos municipales se realizan sin que se haya decretado ningún nombramiento para ejercer esa tarea, que equivale a la de un cargo de confianza, y altera el desempeño de servicios ciudadanos y su estructura jerárquica.

La politización de la plantilla se traduce en un serio deterioro de la calidad de los servicios públicos que se prestan.

Toda esta situación provoca una pérdida de la independencia y de la imparcialidad que debe caracterizar la labor de estos trabajadores.

“Esto es tan grave como si decidieran sin ningún nombramiento que lo avale que tres o cuatro policías municipales se dedicaran a vigilar la sede del PSOE o que tres o cuatro jardineros se dedicaran a cuidar las macetas de la sede socialista”, ha afirmado Fernando Lázaro, concejal del PP.

Esta circunstancia ha originado indignación entre la plantilla municipal debido a que han comprobado que su carga de trabajo se ha incrementado de forma considerable debido a que ahora se deben ocupar también de las tareas que realizaban esos funcionarios.

“Es un robo a todos los vecinos, un engaño a los grupos municipales y una falta de respeto a toda la plantilla municipal”, ha agregado Lázaro.

El PP denuncia que, con estas prácticas abusivas, el equipo de la socialista Sara Hernández pretende instaurar en el Ayuntamiento actitudes, modelos de organización y valores contrarios al buen gobierno, al respeto del interés general, así como del Estatuto Básico del Empleado Público.

La consecuencia directa de estos abusos es el daño a la calidad de los servicios públicos en el Ayuntamiento y un profundo malestar de la plantilla municipal, que observa con incredulidad cómo se promueve sin nombramientos oficiales a funcionarios afines.

468 ad

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *