La Comunidad de Madrid recomienda medidas de protección ante la ola de frío siberiano

01 de febrero 2012 – En las zonas más alejadas se aconseja hacer acopio decomida y combustible para el sistema de calefacción. Se recomienda esparcir sal en las rampas de los garajes para evitar que los coches se deslicen con el hielo. Antes de un viaje hay que llenar el depósito, llevar cadenas y comprobar que la calefacción y el limpiaparabrisas funcionan.

Ante la ola de frío prevista en la Región a partir de esta medianoche, la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Protección Ciudadana, ha hecho una serie de recomendaciones a los ciudadanos para que tomen medidas de protección. Está previsto que estas condiciones climatológicas especiales, que han llevado a la Consejería de Presidencia y Justicia a activar el nivel 0 de Inclemencias Invernales, puedan generar dificultades en el desarrollo de la vida diaria. En consecuencia, Protección Ciudadana aconseja a las personas que vivan en zonas muy frías y alejadas de las ciudades que tengan previsto suministro suficiente para el sistema de calefacción que habitualmente
utilicen, ya que la ola de frío puede requerir más combustible del usual. Además, es aconsejable contar con un sistema alternativo de calefacción en previsión de posibles averías u otros incidentes.

Además, es importante tener comida suficiente para unos días, por si hubiera alguna dificultad en llegar hasta los lugares de abastecimiento.

Asimismo, las personas que necesiten medicamentos deben contar con provisiones suficientes, lo que les evitará tener que salir de casa para buscarlos. En las viviendas ubicadas en lugares aislados deben protegerse las tuberías de agua para evitar que se congelen, para lo que es aconsejable taparlas con trapos o plásticos. Otra medida que puede ayudar a evitar estas congelaciones consiste en mantener un pequeño hilo de agua corriendo en el grifo. Igualmente para este tipo de ubicaciones, se aconseja contar con linternas, velas u otro tipo de iluminación por si fueran necesarias.

Incendios de chimeneas

Las personas que cuenten con una chimenea en su vivienda deberían hacer una limpieza de la misma, así como revisar el tiro para evitar que pueda originarse un incendio cuyo efecto, además del propio incidente, sería el de no poder contar con la chimenea como sistema productor de calor. El hollín y la suciedad que se suelen acumular en el tiro de las chimeneas suele ser causa de estas contrariedades.

La Dirección General de Protección Ciudadana aconseja no utilizar maderas demasiado resinosas, ni usar jamás gasolina ni productos de alta combustibilidad para encender el fuego. Además, hay que impedir que los niños jueguen en las proximidades de las llamas y evitar que en el entorno haya objetos que puedan prender con el calor.

Es muy posible que, después de los secos meses del verano, las cañerías y desagües de las casas y garajes puedan encontrarse atascados por hojas, ramas e incluso, excrementos de animales, especialmente de palomas. Por este motivo, se aconseja revisar los canalones superiores de las viviendas, bajantes de agua y sumideros para evitar que, en caso de lluvia o nieve, el agua ocasione estancamientos.

En chalés y casas con parcela a su alrededor es aconsejable que los propietarios cuenten con suministros de sal para esparcir en caso heladas.

468 ad

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *