Sin piedad para Piedad

Iba a terminar la década de los cuarenta y prácticamente había conseguido sacar a sus hijos adelante tras la barra de un bar. Su pareja actual, compañero de trabajo, no caía bien al resto de camareros, “era un machista”, nos dicen “no la pegaba, pero hacía lo que quería con ella”. Eso es lo que ocurrió en la noche del 14 de octubre, hizo lo que quiso y le quitó la vida a cuchilladas. Piedad, que así se llama la última víctima de violencia de género en lo que va de año y van 56, vivía en la calle Ruiz de Alarnes de Getafe. De ahí salía cada mañana a la cafetería Getafe Centro a servir los cafés a los más madrugadores, una tapita, una comida, una labor que estuvo ejerciendo durante otros tantos años en el bar Getafe Norte, del mismo dueño, al igual que despachando tabaco en el estanco que hace esquina con el Ayuntamiento. Así mantuvo a sus tres hijos, dos de ellos a su cargo aún, quienes la encontraron muerta junto al cadaver de su compañero. “La ha matado” gritó la mayor de 23 años, “la ha matado”, lloraba, mientras los vecinos intentaban tranquilizarla dándola un Orfidal y un vaso de agua. El hijo, de 14, no decía nada, de rodillas se tapaba la cabeza con las manos, incrédulo ante lo que tenía enfrente.

Damian, de 60 años “tenía la cabeza de un chaval de 18”, apuntaba compungida una de sus compañeros de trabajo, “iba y venía, un día dormía con ella, otro día no”. También tenía un hijo de una relación anterior y no hacía mucho el tiempo que estaba con Piedad.

Un cuchillo terminó con la vida de ambos, primero ella, luego él y la imagen nunca será borrada de la mente de unos hijos que al volver a casa se encontraron con la última escena. Una crisis de ansiedad hizo que se los llevaran al hospital de Getafe. Ya nada será igual.

Informa: Sonia Baños

468 ad

2 comentarios

  1. HOLA:POR ESTE MEDIO DECIRLE A LOS 3 HIJOS DE PIEDAD Y AL HIJO DE DAMIAN QUE LOS ACOMPAÑO EN SU DOLOR.PILI ERA MUY QUERIDA EN GETAFE Y MAS EN EL AMBIENTE DE LA HOSTELERIA.HE COMPARTIDO CON ELLA RISAS Y LLANTOS.HOY TODOS LOS QUE HEMOS PASADO POR EL BAR GETAFE NORTE Y GETAFE CENTRO COMO TRABAJADORES Y OTROS COMO CLIENTES,LLORAMOS SU ADIOS.SANDRA

  2. Suerte en la vida para esos hijos. Que les ayuden a superar el trauma, si es que se puede superar.
    Piedad descansa en paz.
    Un beso para la familia, y teneis que ser muy fuertes
    Rosa

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *