En los puentes del Pilar y de Todos los Santos se han producido dos robos con siniestro en joyerías de la localidad y dos intentos fallidos. Pero no sólo ha habido robos y hurtos en establecimientos joyeros. También en grandes almacenes, tiendas de ropa y de cosméticos.

La peor, el del pasado día 1 de noviembre en la Joyería Josbel, que aparte del susto y el miedo, ha arruinado a una familia. Además tienen que escuchar cómo desde el gobierno local y nacional lanzan cifras que muestran siempre un incremento de la delincuencia.  “Nuestra sensación es de inseguridad, las estadísticas que digan lo que quieran”, declara un empresario joyero.

El robo con butrón en la Joyería Josbel, calle Cuestas Bajas número 3,  ha hundido a una familia dedicada plenamente a su negocio. Su inversión recaía en su empresa para dar un mejor servicio a sus clientes. Ahora no les queda nada más que un local destrozado tras el paso de los ladrones el 1 de noviembre. Se lo llevaron todo, hasta las herramientas de trabajo de Ricardo Ayuste, el joyero.Tuvieron tiempo de hacerlo, ya que estuvieron unas 7 horas metidos allí a través del cuarto de calderas del edificio colindante.

En el puente del Pilar fue otra joyería la que sufrió la misma suerte y de la misma manera entraron por el portal que pega con el establecimiento.A pesar de que los datos de la Jefatura Superior de Policía revelan que hasta la fecha no se ha reflejado un aumento destacable de robos entre las joyerías, el gremio de Joyeros y Plateros no está de acuerdo con la manera de manejar los datos y las estadísticas. Según cuenta uno de los participantes en la asociación “la sensación de inseguridad es la que es, y poco nos importan los datos que sacan porque no son reales, sino que los fragmentan”. Unas declaraciones que coinciden con el secretario del gremio, Armando Rodríguez, que criticó la situación actual, con robos en Chamartín, Alcobendas, Móstoles, San Sebastián de los Reyes, y con 21 siniestros contabilizados sólo en octubre.

“PARCHEAN, NO HACEN NADA MÁS”

Julio Vallejo, Presidente de ACOEG, solicitó hace una semana una reunión urgente con la concejala de Seguridad, Sara Hernández y los cuerpos de seguridad. No tiene aún fecha, no hay prisa.

Se muestra molesto por el trato que se le da al comercio, “no se lo toman en serio y no están haciendo nada para protegerle”. Afirma que cuando hay una alerta sobre oleadas de robos sobretodo en zonas alrededor de las estaciones de metrosur, “parchean poniendo una patrulla días contados y poco más”. Además considera que todo va peor desde que hace 5 años quitaron la policía de barrio y ya “apenas se patrulla”.

Vallejo ha declarado a Getafe Noticias que, en las reuniones, “todo es voluntad, a todo que sí, pero luego nada”, y se lamenta de que “hasta que no cambie la mentalidad política y vean la importancia que tiene el comercio local, no avanzaremos nada”.

informa.- Sonia Baños