Dos marroquíes con antecedentes policiales resultaron heridos anoche en Getafe tras recibir varios impactos de bala en un suceso que investiga la Policía Judicial y que, según las primeras hipótesis, podría estar vinculado al ajuste de cuentas o al narcotráfico.

Los hechos ocurrieron en la noche del sábado, cuando el 112 de la Comunidad de Madrid recibió un aviso para atender a un varón herido de bala en una pierna en la calle Mariano Moreno el Músico, en El Bercial, llamada a la que siguió otra al 091.

Al lugar de los hechos se personaron varias patrullas de la Policía Nacional, que localizaron a Abdelmounaime Y., marroquí de 32 años, que presentaba una herida de arma de fuego con entrada y salida en el gemelo izquierdo y otra en la rodilla derecha. Trasladado al hospital Universitario de Getafe, fue dado de alta a las pocas horas.

El individuo -que está en situación regular en España- tiene antecedentes por una agresión sexual cometida en Getafe en febrero de 2006. El otro implicado es un familiar suyo, Abdellah Y., quien también presentaba una herida de bala en el tobillo derecho. Carece de papeles y tiene, igualmente, antecedentes por resistencia, desobediencia y amenazas en agosto de 2006.

DISCUSIÓN

En el proceso de la investigación, un testigo aseguró haber visto a cinco personas discutiendo en el parking de la estación de Renfe de Las Margaritas. Dos de ellos eran los heridos, quienes, en un momento dado, fueron tiroteados por sus interlocutores, que se marcharon en otro vehículo con una gran maleta.

La idea que baraja la Policía judicial de Getafe es el ajuste de cuentas tras una fuerte discusión al no ponerse de acuerdo ambos grupos en el precio de una presunta transacción de hachís, mercancía que supuestamente estaban intentando vender los heridos. Ambos habrían sido tiroteados cuando se encontraban dentro del vehículo, ya que la Policía Científica halló un proyectil dentro del vehículo que conducían.

La tesis se refuerza al comprobar los agentes que, días antes, ambos se habían desplazado en un viaje hasta Conil de la Frontera, en Cádiz, presuntamente para adquirir la mercancia.

La versión de los heridos -en libertad por falta de pruebas- contrasta con las sospechas policiales. Según explicaron, la discusión se produjo cuando un coche chocó contra el suyo cuando estaban estacionados en el parking de la estación. La discusión fue a más y derivó en el tiroteo.