13 de mayo 2013 – El propósito de Juan Soler y su Gobierno municipal no es otro que la destrucción de empleo. Así se explica la primera de las medidas del alcalde después de anunciar abombo y platillo la puesta en marcha de un Pacto Local por el Empleo, despidiendo a siete trabajadores de la empresa municipal Getafe Iniciativas (GISA).

De nada sirven las mentiras en las que, a base de fotografías, el PP, insiste una y otra vez. La verdad es su intención clara y contundente de seguir apostando por la iniciativa privada y la destrucción de empleo público y de calidad.

Por si fuera poco, la dirección de la Empresa Municipal destructora de empleo ha responsabilizado a la oposición de los despidos, intentando ocultar su nefasta gestión y su incapacidad para alcanzar acuerdos con el resto de grupos políticos.

Izquierda Unida Getafe, en su firme convicción de defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento y de las empresas públicas, ha solicitado, junto a los otros Grupos municipales en la oposición y los sindicatos,la convocatoria urgente del consejo de Administración de GISA.

En dicho Consejo, Izquierda Unida Getafe pedirá explicaciones al Gobierno municipal por una actuación que consideramos injusta y que se suma a la serie de ataques que el PP viene realizando a los empleados y empleadas del sector público por intereses meramente partidistas. Además IU ha solicitado una reunión urgente con el Concejal de Hacienda, Fernando Lázaro.

Entre los afectados por el despido anunciado por GISA se encuentran dos delegados sindicales, lo que demuestra la verdadera intención de Soler y suEquipo de Gobierno: la eliminación de todo aquel que pueda contradecir sus intereses. Recientemente, IU denunció la actuación del PP en la empresaLYMA con la modificación de las condiciones laborales, sin previo aviso y de forma unilateral, del Secretario de Organización y Finanzas de nuestraOrganización.

Esta acción de GISA se suma a la decisión de la empresa de no renovar el contrato suscrito para llevar a cabo el servicio REDINT, de acceso a Internet,que se venía realizando en los Centros Cívicos de la localidad, lo que supondrá la pérdida de otros nueve puestos de trabajo.