23 de marzo 2015 – Juan Soler se niega sistemáticamente a responder las solicitudes que el PSOE lleva durante meses realizando para comprobar algunas de las múltiples sospechas sobre su gestión. Por un lado los posibles tratos de favor a través de la empresa municipal GISA y el despilfarro en los gastos, así como los taxis pagados con dinero público al propio alcalde y sus concejales durante fines de semana por la noche y en Madrid.

Por ello, y de acuerdo con la Ley de Transparencia 19/2013, los socialistas han presentado una proposición para que el próximo Pleno tome el acuerdo de presentar una reclamación ante el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid si el Gobierno de Soler continúa con su silencio. El Consejo Consultivo es el órgano competente para resolver las peticiones realizadas de acuerdo con la citada Ley.

La candidata del PSOE a la Alcaldía, Sara Hernández, ha asegurado que “Nosotros entendemos que el Ayuntamiento debe tener paredes de cristal, para no olvidarnos nunca de lo que sucede fuera, pero sobre todo para que los vecinos tengan toda la información de lo que se realiza dentro”. Una forma de entender la acción política que según los socialistas nada tiene que ver con lo que ha hecho Juan Soler en esta legislatura.

La Ley de Transparencia 19/2013, obliga al alcalde a ofrecer toda la información que sobre la gestión de su Gobierno soliciten los partidos de la oposición y la ciudadanía en general. Sin embargo Soler sigue haciendo de momento oídos sordos a la multitud de interpelaciones que desde el PSOE se siguen realizando.

“Existes evidencias de que el alcalde ha utilizado GISA para pagar trabajos no realizados a personas de su entorno y otros despilfarros, pero nos niegan el acceso a las facturas y a los gastos de la tarjeta bancaria del gerente, que Soler se comprometió a hacer públicos hace meses”, ha recordado Hernández. A pesar de que el actual gestor de la empresa municipal, el tercero en cuatro años, conoce personalmente la petición que en tres ocasiones han realizado los socialistas, hasta el momento prefiere no facilitar las facturas solicitadas.

La líder socialista también ha hecho referencia a otro de los escándalos que persiguen a Soler en Getafe. “El tema de los taxis viene desde el año 2012, se comprobó que Soler y los concejales del PP en Getafe, cargaban al Ayuntamiento sus viajes durante fines de semana y en horario de madrugada por calles de Madrid. No hemos parado de reclamar al alcalde todas las facturas al respecto pero las siguen escondiendo a los vecinos”.

El PSOE llevará ambos casos al próximo Pleno del mes de abril. A través de una proposición se realizará una denuncia pública contra le actitud antidemocrática e ilegal, del gerente de GISA y del propio Gobierno municipal. De la misma forma se exigirá que en aplicación de la citada Ley de Transparencia, se presente la correspondiente reclamación ante el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid.

Sara Hernández ha manifestado por último, “Me da igual si Soler se marcha de Getafe en mayo como todo parece indicar, seguiremos reclamando el derecho de los vecinos a conocer la verdad. Cuando se produzca el cambio de izquierdas en Getafe, nuestro compromiso con la transparencia será absoluto”.