El pasado 12 de mayo, el Presidente del Gobierno presentó en el Congreso de los Diputados un duro plan de ajuste que supone el mayor recorte social de nuestra historia reciente, y la asunción definitiva por parte del Gobierno del PSOE de una política económica neoliberal, y el abandono de cualquier política social y laboral favorable a los trabajadores y trabajadoras de nuestro país.

Con las medidas presentadas, el Presidente Rodríguez Zapatero asume las reivindicaciones de la CEOE y de la derecha social, económica y política, al poner su política al servicio de las exigencias del capital financiero y de la banca. Los que causaron la crisis son los que marcan el camino de la salida a través del ajuste salarial y del desmantelamiento del Estado social.

El Plan de Ajuste prevé un recorte de 15.000 millones de Euros adicionales al anuncio de los 50.000 millones contenidos en el Programa de Estabilización. Ajuste que se concentra en la reducción del salario a los trabajadores públicos, la congelación de las pensiones, la eliminación de la jubilación parcial, recortes sociales a los enfermos dependientes, la reducción de las inversiones públicas y la eliminación del conocido como “cheque-bebé”. Medidas de ajuste que se extenderán a las Administración local y autonómica, y que supondrán un duro golpe para los servicios públicos y el definitivo abandono del desarrollo de la Ley de dependencia.

Recortes que alcanzan los 6.000 millones euros en pensiones y salarios públicos, que repercutirá de manera negativa en la demanda interna y que contribuirá a prolongar los indicadores de la recesión, y en consecuencia, a desplazar la creación de empleo como objetivo central de la actividad económica. Medidas injustas y antisociales que suponen un inmenso trasvase de renta desde los salarios hacia los beneficios empresariales, como expresión de una política económica asimétrica: las ayudas son para el capital y los ajustes para el trabajo.

Política de ajuste social que se desarrolla en nuestra Comunidad desde 2008, y que ha alcanzado su máxima expresión en la aprobación de los primeros presupuestos negativos de la historia de nuestra región en 2010, así como la continuación de la política de bajada clasista de impuestos, verdadera causante de la crisis fiscal actual. A esto hay que sumar el anuncio para 2011 de los presupuestos más restrictivos de la historia de Madrid, que de salir adelante, supondrá la mayor agresión a los servicios públicos y el Estado social de nuestra región.

Por todo ello el Grupo Municipal de Izquierda Unida eleva al Pleno los siguientes acuerdos:
1. Instar al Gobierno a retirar el Plan de Ajuste presentado el día 12 de mayo ante el Congreso de los Diputados y que se aprobó el pasado 20 de Mayo en el Consejo de Ministros.

2. Aprobar que el Ayuntamiento de Getafe se oponga a cualquier medida de congelación de las pensiones del sistema público e insta especialmente al Gobierno de la nación a retirar de las medidas de ajuste las que congelan las pensiones durante 2011 y modifican las condiciones para la jubilación parcial

3. Instar al Gobierno de la nación a que de forma inmediata recupere el Impuesto de Patrimonio, lo que permitiría un aumento de la recaudación fiscal de unos 2.200 millones de euros, según la recaudación prevista en el último ejercicio en el que estuvo en vigor (2007), y hace innecesaria cualquier recorte de pensiones o endurecimiento de las condiciones para el disfrute de las mismas. El Impuesto de Patrimonio en Madrid hubiese significado recaudar 543 millones en 2010.

4. Aprobar que el Ayuntamiento de Getafe se oponga a cualquier medida que suponga la reducción del salario de los empleados públicos y/o la congelación de sus retribuciones e insta especialmente al Gobierno a que retire de las medidas de ajuste las que puedan afectar a este concepto.

5. Instar al Gobierno a que de forma urgente convoque a los representantes de las fuerzas políticas para acordar un paquete de medidas de reforma fiscal progresiva, en la que paguen más los que más tienen o ganen y se incorporen medidas para incrementar la recaudación fiscal procedente de las instituciones financieras y de las operaciones especulativas, de forma que sea innecesaria cualquier medida de recorte salarial o ajuste de empleo de los empleados públicos. Estas medidas deben incorporar un Plan riguroso de lucha contra la economía sumergida y el fraude fiscal. Además, las Administraciones públicas tomarán medidas eficaces para la racionalización del gasto, buscando su mayor calidad y eficiencia.

6. Que el Ayuntamiento de Getafe tome cuantas medidas sean precisas para evitar la aplicación a los empleados públicos de este Ayuntamiento de las medidas de recorte y ajuste anunciadas por el Gobierno.

7. Instar al Gobierno central a cumplir con los compromisos adquiridos en materia de financiación local previstos para 2011.

8. Exigir a la Comunidad de Madrid la progresividad en el tramo autonómico del IRPF, corrigiendo la actual política de exenciones y deducciones. Aumento de la progresividad y reconsideración de la política de exenciones y deducciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, volviendo a la situación anterior a 2005. Exigir la reimplantación plena del Impuesto sobre el Patrimonio.

9. Dar traslado de esta propuesta al Presidente del Gobierno de la Nación y a los Grupos Parlamentarios del Congreso de los Diputados.

10. Dar traslado de esta propuesta a la Presidenta de la Comunidad de Madrid y a los Grupos Parlamentarios de la Asamblea de Madrid.

Sylvia Uyarra Valencia
Viceportavoz de Izquierda Unida
Ayuntamiento Getafe