18 de noviembre 2010.- La asociación de Vecinos NUBER de El Bercial ha manifestado su disconformidad por la elección por parte del equipo de Gobierno de la parcela que une la zona nueva y vieja del barrio para construir la primera Casa del Mundo que será destinada a Polonia.

Su presidente, Roberto Benitez, mantiene que “no están en contra de esta construcción porque traerá espacios culturales necesarios para los vecinos, ya que carecemos de ellos, pero sí estamos en contra de que se haga en esta parcela en concreto”. El motivo fundamental es que es la elegida por ellos para que se haga el nuevo centro cívico y la biblioteca que “tantos años llevamos reivindicando” y porque además “hasta que se haga estas instalaciones queremos usarla para las fiestas del barrio”.

Esta demanda se la hicieron llegar al alcalde, Pedro Castro en una reunión que mantuvieron el lunes 15 de noviembre, y en la cual, los vecinos le propusieron cambiar la Casa a la parcela 4.2, sita detrás de la escuela infantil, donde está previsto construir también un centro de Salud. Según Benitez, “el alcalde se comprometió a estudiar el pliego antes de su aprobación en pleno y su publicación en el BOCAM”.

De momento afirman estar agotando todas las vías por medio del acuerdo y el diálogo, “si no atendiesen la petición de los vecinos, tendríamos que realizar alegaciones al pleno y luego movilizaciones”, declara Benitez, “pero aunque hay vecinos que quieren movilizarse ya, lo mejor es llegar a acuerdos antes y si no nos atienden, como presidente sería el primero en salir a la calle”.

Informa .- Sonia Baños