14 de abril 2015 – Limitación de mandatos o la eliminación de los gastos de protocolo, son algunos de los compromisos. El acto ha contado con la participación de la candidata socialista a la Alcaldía de Getafe, Sara Hernández, del profesor de la Universidad Carlos III, José M.
Rodríguez, y del portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando.

Los integrantes de la candidatura del PSOE de Getafe para laspróximas Elecciones Municipales del 24 de mayo han firmado este lunes en el Centro Cívico de Juan de la Cierva el código ético socialista y sus compromisos en materia detransparencia, en un acto en el que, además de la candidata a la Alcaldía getafense, Sara Hernández, también han participado el profesor de la Universidad Carlos III, José M. Rodríguez, y el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando.

El documento, rubricado por la totalidad de los integrantes de la candidatura socialista, está formado por un decálogo de compromisos entre los que destacan algunos como la obligatoriedad de “defender los servicios públicos esenciales”, la aceptación de la limitación de mandatos y del principio “un político, un sueldo”, asumir la “ejemplaridad en la acción política” basada en la honradez, la eficiencia y el uso correcto de los fondos públicos, la declaración anual de todos los bienes y fuentes de ingresos o la dimisión en caso de apertura de juicio oral, entre otros.

La secretaria general de la Agrupación Socialista y candidata a la Alcaldía de Getafe,Sara Hernández, ha explicado que el documento firmado recoge “los principios fundamentales en los que los socialistas basaremos nuestra acción de gobierno; unas exigencias que emanan de la propia ciudadanía y sobre las que el PSOE de Getafe quiere dar un paso al frente poniéndolas por escrito y firmándolas delante de los
propios vecinos. Así ellos sabrán perfectamente a qué nos comprometemos y podrán exigirnos su cumplimiento”.

Hernández también ha dejado claro su compromiso de eliminación de losprivilegios que en la última legislatura se han establecido en Getafe y de los que se benefician Juan Soler y su equipo de gobierno. La candidata socialista ha sido tajante cuando ha dejado claro que cuando ella sea alcaldesa renunciará al coche oficial y a los escoltas, porque “la Policía Local tiene que estar al servicio de los vecinos y no del alcalde”, eliminará las tarjetas bancarias para gastos de protocolo y asumirá unadrástica reducción de los gastos de representación, con los que el Soler ha gastado más de 150.000 euros en comidas y cenas en Madrid. El compromiso del PSOE es que estos gastos se limiten a los absolutamente imprescindibles y las facturas se publiquen mensualmente para que sean de público conocimiento.

“Con estos compromisos asumidos y firmados de nuestro puño y letra pretendemos, no sólo diferenciarnos del actual Gobierno Municipal del PP, sino demostrar también que la renovación que emprendimos hace ya algunos años no es sólo en las personas, sino también en las formas”, ha concluido Hernández.

Transparencia y Participación Ciudadana

De igual manera, el acto ha servido también para que el equipo liderado por Sara Hernández detalle las medidas socialistas relativas a Transparencia y Participación Ciudadana, que han sido incluidas en el borrador de programa electoral que vienepresentándose a los vecinos de los diferentes barrios de Getafe durante las últimas semanas.

En el apartado de Transparencia y bajo el paraguas del „Contrato ciudadano‟ con el que el PSOE pretende potenciar que los getafenses participen desde el inicio en el diseño y elaboración de las políticas públicas, se encuentran iniciativas como la celebración de un Pleno sobre el Estado del Municipio como “instrumento de análisis evaluación de las políticas municipales en el que los vecinos puedan intervenir de manera libre”, publicar la agenda del Gobierno Municipal, realizar auditorias y evaluaciones de los programas y recursos, analizar las subvenciones concedidas por el Ayuntamiento para que respondan a proyectos sociales prioritarios, publicar la relación de cargos de confianza y directivos con sus retribuciones, funciones y currículum vítae, etcétera.

En lo relativo a la Participación Ciudadana, el proyecto socialista apuesta porque sea “la base de la gestión municipal”, de forma que las decisiones sean tomadas de manera conjunta por los ciudadanos, las asociaciones y el Ayuntamiento. En este sentido se encuentran iniciativas como la recuperación de los Presupuestos Participativos para que los vecinos decidan en qué gastar el dinero público, la elaboración de un Plan de Participación Ciudadana que establezca una nueva cultura política lejos de la ideología de cada gobierno, el desarrollo de los Consejos de Barrio para que puedan tomar decisiones vinculantes sobre las obras menores a realizar en cada uno de ellos, la realización de consultas ciudadanas para decidir conjuntamente las acciones a desarrollar o la puesta en marcha de la iniciativa
legislativa popular, entre otras.