“No hay año que el pabellón M4 no se inunde”, dice una de las usuarias de esta instalación. Denuncias que ha venido recogiendo el PP desde hace tiempo y que justifican por el “pasotismo de este Gobierno para gestionar nuestra ciudad”.
No se puede hacer deporte en las canchas y el problema arrastra desde 1999.  El agua cae por las paredes, anegadas por la falta de limpieza de las canaletas. El problema está, cuenta un trabajador municipal, en que el ayuntamiento “no quiere pagar la peligrosidad a los trabajadores para que podamos subirnos a cualquier altura superior a los 2,5 metros”. Es por este motivo por el cual sólo dos empleados tienen que limpiar las canalizaciones de todos los techos municipales, y no dan a basto. Esto está generando las protestas de los usuarios que ya el pasado año recogieron 500 firmas para que el equipo de Gobierno se hiciera cargo de la situación y un derroche de dinero al tener que arreglar los desperfectos cada vez que sufre un episodio como éste.
Desde el Partido Popular han comparado la situación del pabellón con la propia gestión socialista que a su entender “hace aguas” y exigen que se arregle el techo de esta instalación, como ya pidieron el pasado 14 de octubre tras una visita para ver su estado.
informa.- Sonia Baños