Getafe 5 de mayo 2015 – La Comunidad de Madrid ha vuelto a mostrar este lunes su total falta de interés en solucionar el problema del impago de las ayudas para la instalación de ascensores a varias comunidades de vecinos de Getafe después de que, en la reunión celebrada en la Consejería de Vivienda, los representantes del Gobierno autonómico hayan vuelto a evidenciar su nula disposición a poner fin a una situación que afecta a más de un millar de familias, especialmente mayores y con pocos recursos.

El encuentro en la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid ha sido el resultado de las más de 2.500 firmas recogidas por los vecinos de Getafe afectados por los impagos del Ejecutivo regional. Una cita a la que, en principio, iba a asistir el consejero de Transporte, Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero, pero que después ha recaído en el viceconsejero, Borja Carabante, quien a mitad de reunión ha abandonado la misma para dejarla en manos de la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Ana Gomendio. Quien ha estado en todo momento al lado de los vecinos ha sido la representación socialista que les ha acompañado en la reunión, encabezada por la portavoz y candidata del PSOE a la Alcaldía de Getafe, Sara Hernández, y la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, María José Navarro.

De la reunión, los vecinos afectados únicamente van a poder sacar en claro las disculpas recibidas por el hecho de que se sientan estafados, algo que el vice consejero regional de Vivienda ha asegurado que entendía.

Lo que no han conseguido traer de vuelta a Getafe los vecinos que han asistido al encuentro en representación de las familias afectadas, ha sido el compromiso de la Comunidad de Madrid de poner solución a un problema que parece ya enquistado por la falta de voluntad del PP madrileño. De hecho, Carabante ha indicado que se pondrán ahora a mirar los expedientes del plan 2009-2012, cuyas solicitudes no están ni tramitadas todavía. Para ello, los vecinos deberán enviar en los próximos días a la Consejería la relación de comunidades afectadas para que los responsables revisen las solicitudes de ayudas y puedan informarles basándose en ellas.

En la misma línea, el Gobierno regional da por totalmente finalizadas las solicitudes del plan 2005-2008 con el pago de 15.000 euros ya realizado, aplicando por tanto de forma retroactiva la ley que les permitió recortar de forma unilateral las ayudas comprometidas, concedidas y aprobadas en un primer momento con un importe cercano a los 50.000 euros. Por último y para terminar de describir la desfachatez del Ejecutivo regional, dos de los máximos responsables autonómicos de Vivienda han afirmado desconocer que la Defensora del Pueblo les estuviera reclamando documentación a raíz de las más de 1.000 quejas presentadas y que suspeticiones no estaban siendo atendidas por la Consejería.

La candidata socialista a la Alcaldía de Getafe, Sara Hernández, se hamostrado “absolutamente indignada” por la actitud del Gobierno de la Comunidad de Madrid y ha asegurado que “el PP, con la connivencia de Juan Soler, pretende seguir haciéndole el timo del tocomocho a los vecinos”, al mismo tiempo que ha calificado de “vergonzoso” que miembros del Ejecutivo regional “vergonzoso” que miembros del Ejecutivo regional convoquen a una representación de los vecinos sin haberse preparado previamente la reunión y “tengan la poca vergüenza de decir ahora, casi seis años después del comienzo del plan y delante de los vecinos afectados, que van a empezar a mirar los expedientes. Eso, además de cerrarse en banda con la reducción unilateral y retroactiva de las ayudas ya calificadas y concedidas”.

“Los vecinos de Getafe necesitamos otro talante y otra forma de hacer las cosas, tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ayuntamiento. Y lo que está claro, visto lo visto, es que el PP no vale para defender los derechos de los vecinosporque únicamente se preocupa de satisfacer las necesidades de sus amiguetes”, ha finalizado Hernández.