4 de marzo 2015 – El lunes 2 de marzo el ‘miniplazo’ que el Gobierno de Juan Soler-Espiauba da a las familias de Getafe para que inscriban a sus hijos en el único colegio que estará abierto en Semana Santa, calificando esta medida, en el anuncio de autobombo, como una alternativa diferente a las vacaciones con el objetivo de fomentar la conciliación familiar. Pero… ¿cómo se atreven a hablar así? ¿Conciliación familiar y laboral, abriendo un único colegio y dando solo 3 días de plazo para inscribirse? ¿Conciliación laboral teniendo que entregar en la delegación de educación, la inscripción sellada previamente por el colegio y en horario de mañana? ¿Por qué esconden el número de plazas? Y una última pregunta: ¿Se ríen de las familias de Getafe?
 
La respuesta es tozuda y muy evidente para quien vive en Getafe: Juan Soler-Espiauba ha recortado de 4 a 1 el número de colegios abiertos, han reducido de 5 a 3 días el período de inscripción, se desconoce el número de niños y niñas que podrán acceder a este programa y la tramitación de la inscripción es tortuosa ya que las familias que necesiten este servicio y, quieran solicitarlo, deberán optar a renunciar a su conciliación laboral durante horas.
 
En un mundo en que el uso de las nuevas tecnologías es universal, estas familias para optar a un programa anunciado a bombo y platillo como de conciliación, deben superar una verdadera “carrera de obstáculos”: cumplimentar una ficha, acudir al colegio a que se la sellen, pagar en una entidad bancaria la carta de pago y entregarla exclusivamente en la delegación de educación en un horario limitado de mañana. Y el anuncio es el de conciliación. ¿Nos toman por tontos? Es la hora de devolver Getafe a su gente.
 
La respuesta de Juan Soler-Espiauba, un alcalde que no vive en Getafe, a Por Getafe en twitter, fue que no existe demanda. Ante esta magnífica respuesta brotan más preguntas: ¿cómo lo sabe si aún no se ha abierto el mini período de inscripción? ¿Puede presentar algún estudio de demanda su inexistente concejal de Educación?
 
En Por Getafe sabemos que la respuesta que daría el alcalde Juan Soler-Espiauba (ese es su nombre y primer apellido aunque lo oculte) es que se trata de un programa de la Comunidad de Madrid del cual es no es responsable. Y desde Por Getafe le pediríamos que no nos mintiera más. Primero, porque los programas de la Comunidad se pelean hasta el final si te importa tu ciudad y la gente de tu ciudad, y segundo porque Juan Soler-Espiauba es diputado en la Asamblea de la Comunidad de Madrid donde se votan los Presupuestos y los proyectos de la Comunidad y él ha votado si a estos presupuestos restrictivos y a estos programas que maltratan a la gente de Getafe.
 
Cuando gobierne Por Getafe, se propondrá la apertura de un mínimo de 6 centros educativos repartidos por todos los barrios de Getafe realizando un estudio previo de demanda por si hubiera que ampliar el número de centros. Además, haremos el anuncio de este servicio público con un mes de antelación para que las familias puedan planificarse y realizar la inscripción con tiempo y tranquilidad. De esta manera le demostraremos a un Juan Soler, que ya ni pisará Getafe, que su política solo trata de destruir servicios públicos alegando falta de demanda para después privatizarlos diciendo que son más baratos. #SolerSÍmiente
 
 Inexistente política educativa pública
 
 Lo cierto es que el Gobierno Municipal de Getafe no tiene una política de educación pública. No solo no construye los colegios necesarios y los prometidos en su programa electoral en Los Molinos y Buenavista,  dejando a dos barrios enteros, en pleno siglo XXI, sin centros educativos sino que está dejando que los actuales centros se caigan a pedazos. Sanitarios insalubres, persianas rotas, calderas estropeadas, gimnasios del siglo pasado, accesos y pistas resbaladizas, hierbas que deben cortar los padres…una enumeración inacabable que el propio gobierno reconoce y que en el caso de sustitución de las calderas afirma que no podrá realizarlo antes de 6 años. El Gobierno Municipal presupuestó, para 2014, 960.800 euros para rehabilitación de colegios, y al terminar el ejercicio se han quedado sin gastar 809.000 euros (un vergonzoso 84%). Cuestión de prioridades, Por Getafe renunciaría a un Jardín Vertical por el que los vecinos y vecinas de Getafe han pagado 208.000 euros más su costoso mantenimiento para que nuestros niños y niñas pudieran dar sus clases sin pasar frío, Juan Soler como no es vecino de Getafe está claro que no.
 
Estamos en 2015 y sin rastro de las inversiones prometidas en Educación. La habilitación del centro Ramón y Cajal en colegio de educación especial tiene un retraso de 2 años. Después de 4 años se anuncia, en periodo pre-electoral, la construcción de un colegio en Los Molinos mientras que Buenavista se queda sin centro, cuando ambos ya deberían estar en funcionamiento. Se contrata a bombo y platillo ¡por 140.000 euros! en 2013 al “arquitecto de los famosos” Joaquín Torres (¿era necesario un profesional de estas características?) para que haga los proyectos de las Escuelas Infantiles de Los Molinos y Buenavista. Resultado: ambos barrios están sin Escuelas Infantiles. Las preguntas son claras ¿los vecinos de Getafe puede permitirse gastar 140.000 euros en pagar a un arquitecto famoso para que al final los niños y niñas de Los Molinos y Buenavista no puedan ir a una escuela en su barrio? ¿Dónde está el sentido común en este gobierno?
 
Eso sí, se construirá una escuela privada en Buenavista porque según aseguró el alcalde, “tiene precios muy competitivos y se cubren, de momento,  las necesidades educativas del barrio”. En Por Getafe lo tenemos claro: pondremos fin a las políticas que ponen los recursos públicos en manos de intereses privados. Defendemos lo público como instrumento para  eliminar la desigualdad.
 
Estamos hablando de un gobierno, el de Juan Soler-Espiauba, que ha permanecido impasible ante la reducción de las Becas de Libros y Comedor de la Comunidad de Madrid. Mientras Fuenlabrada, en 2014, ha tenido un presupuesto de 900.000 euros cuidar y educar a sus niños y niñas, en Getafe el presupuesto ha sido de 90.000, una cantidad ¡diez veces menor!  Sí, Getafe se puede gobernar de otra manera porque es necesario que vuelva el sentido común. La gente de Getafe nos merecemos gobernar nuestro futuro.