Cualquiera podemos acceder a un centro público, polideportivo, centro de salud, piscina municipal. Menos el portavoz del Partido Popular de Getafe, Carlos González. El 23 de septiembre, acompañado por su equipo y un grupo de jóvenes, acudieron al polideportivo de El Bercial , para comprobar su mantenimiento, escuchar las quejas de los vecinos y ver las actividades que se estaban realizando.

No hubo problemas al principio y pudieron realizar la visita, hablar con los usuarios, tomar instantáneas de las deficiencias e incluso personal de la instalación deportiva les sirvió de ayuda.

Pero no debió de sentar bien la visita y antes de marcharse tuvieron un encontronazo con el conserje de la instalación que les gritó “no podéis estar aquí, esto es una propiedad privada y os prohíbo el acceso”. Además de amenazarles con llamar a la policía y jactarse de que como pronto comenzarán los comicios están “haciendo campaña”.

El portavoz, ante lo sucedido, llamó al concejal de Deportes, Ángel Bustos, para comunicarle lo que había sucedido y éste, según González , le respondió que lamentaba lo sucedido y que “lo arreglaría”.

La versión del empleado municipal es totalmente diferente, ya que según alega es cierto que quiso impedir la entrada al centro público por querer grabar sus deficiencias y como el tono iba subiendo decidió “llamar a la policía”, además de acusar al portavoz de llamarle “gilipollas” y “chupaculos”.

Acusan de deslealtad al PP por visitar sin avisar

Desde el equipo de Gobierno se va a iniciar un expediente informativo, se incautarán las fotografías realizadas por si “no ha respetado la intimidad de los vestuarios”, y acusan al portavoz del PP de “deslealtad institucional por no avisar de la visita”, aunque reconocen “que está dentro de su derecho a ejercer su legítima labor de oposición”.
Carlos González por su parte dice estar “muy tranquilo” ya que había padres y usuarios presentes y dice que “continuará ejerciendo su labor” y estudiará de qué forma un ciudadano puede ser echado de unas instalaciones públicas a la calle.